Mostrando entradas con la etiqueta dns. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta dns. Mostrar todas las entradas

viernes, 6 de abril de 2012

Instalar un servidor DNS doméstico en Debian GNU/Linux

Hola a todos,

Hoy os quiero contar cómo instalar un servidor DNS doméstico en nuestro sistema Debian GNU/Linux. Algunos os preguntaréis, ¿para qué diablos quiero un servidor DNS en mi red local? Muy buena pregunta, por cierto ;-)

La respuesta es sencilla. Se trata de tener en nuestra red local la facultad de acceder a nuestros equipos mediante su nombre de red en lugar de su dirección IP local, y cuando digo equipos, me refiero a todo aquel dispositivo que pueda conectarse a Internet a través de nuestra red local, como un ordenador, un móvil, un tablet, una televisión, una consola de videojuegos, una impresora, etc.

Cada vez es más común entre nosotros tener varios equipos interconectados entre sí, más aún si disponemos de un ordenador en el que alojamos todos nuestros datos, y habitualmente conectamos nuestro smartphone, tablet u ordenador portátil a este ordenador para enviar o recibir datos de cualquier tipo, como por ejemplo música o vídeos.

Bueno, pero ¿qué es un servidor DNS? En muy pocas palabras, es un servidor que traduce o resuelve direcciones IP, muy difíciles de aprender para las personas, en nombres de red fáciles de recordar.

domingo, 1 de abril de 2012

Redireccionamiento DNS dinámico en Debian GNU/Linux

Hola a todos,

Hoy quiero mostraros la forma en que usando nuestro sistema Debian GNU/Linux, podamos localizar y acceder a nuestro servidor u ordenador personal desde cualquier parte del mundo donde haya una conexión a internet, independientemente de la IP pública que se nos asigne.

Resulta que los que tenemos contratada una ADSL de lo más básica no disponemos de un servicio de IP fija, esto conlleva que la IP pública que nos asigna nuestro ISP está cambiando constantemente, por tanto se hace teóricamente imposible localizar nuestro servidor desde Internet.


Pero estamos de suerte, ya que en la práctica disponemos de un servicio llamado redireccionamiento DNS dinámico, que en palabras de la omnisapiente Wikipedia, es un sistema que permite la actualización en tiempo real de la información sobre nombres de dominio situada en un servidor de nombres. En otras palabras, es un sistema mediante el cual nuestra IP pública, que está cambiando constantemente, se asociará con un nombre que siempre permanecerá constante, por tanto podremos acceder a nuestro servidor sin la necesidad de acceder a través de la IP, lo que, evidentemente, sería imposible teniendo en cuenta que esta nunca permanece constante.