sábado, 24 de noviembre de 2012

Instalación e impresiones del chasis Aerocool Strike-X Air

Hola a todos,

Debido a los problemas de temperatura que he venido teniendo en mi equipo de sobremesa, he estado buscando una solución que subsane este inconveniente de una manera más o menos asequible y sana.

Todo comenzó cuando adquirí mi actual microprocesador Intel Core i7 960 a 3.20 GHz. Le instalé el ventilador que llevaba de serie y lo monté en el chasis. En seguida me di cuenta, monitorizando mediante los sensores que me proporciona Debian GNU/Linux, que la temperatura era más alta de la esperada, incluso sin carga alguna de trabajo. En condiciones normales el micro se me ponía en sesenta y cinco-setenta grados centígrados, y en cargas altas de trabajo se me subía a los ochenta largos.

Busqué información al respecto y vi que no solo era una temperatura alta, ¡es que era altísima! Por tanto, me propuse solucionar este tema dado que no quería que mi querido microprocesador se achicharrase. La verdad es que no pensaba que el refrigerador que viene de serie con el micro fuera tan sumamente ineficiente.

Lo primero de todo fue adquirir un refrigerador como se merece, en este caso me decanté por el Cooler Master V6 GT, que dicho sea de paso, es todo un pepino, y demasiado, diría yo. Debido a su tamaño, me vi obligado a desinstalar el ventilador lateral del Strike-X para poder cerrar la caja.

Con esto la temperatura me bajó lo que jamás habría creído posible, de los sesenta y cinco grados iniciales había pasado a unos cuarenta y cinco con una carga normal de trabajo, es decir, un descenso de veinte grados, que no es poco.



Sin embargo fue todo un suplicio poder montarlo todo dentro de la caja y que no explotase en el intento :-) Además, pese a que mi fuente de alimentación es de una potencia considerable, me venía justa para suministrar energía a todo el equipo por todos los ventiladores de que disponía, que eran ni más ni menos que seis sin contar el disipador del microprocesador. A todo esto, el nivel de decibelios del equipo era francamente insoportable, tanto que se me hacía difícil hablar por teléfono si me situaba cerca.

Por todo esto, me dediqué a buscar una solución eficiente en lo que a consumo se refería, pero por otro lado que no me tostara los componentes del equipo por falta de refrigeración. Es decir, pedía algo casi imposible de conseguir en una caja cerrada (a no ser que usase refrigeración líquida, pero eso es otra historia)

Y así fue como di con el impresionante chasis Aerocool Strike-X Air:




Este chasis, a simple vista, era la respuesta a todas mis plegarias, además de ser muy "cañero" y agresivo, como a mí me gusta ;-)

Su diseño de chasis abierto hace que el aire caliente no se acumule dentro y salga libremente por la estancia, por lo que la necesidad de refrigerar el interior para extraer el aire caliente desaparece, evitando el uso de ventiladores adicionales y disminuyendo considerablemente el nivel de decibelios del equipo.

Así pues, me he dispuesto a hacer la "mudanza" de los componentes de mi equipo desde mi viejo chasis cerrado Aerocool Strike-X a mi nuevo chasis abierto Aerocool Strike-X Air.


Primero he procedido a quitarle el panel frontal y los paneles laterales, hasta dejarla prácticamente en cueros:


Y cuya parte frontal está, a todos los efectos, saturada de cachivaches de almacenamiento, donde pueden apreciarse el lector/grabador de Blu-Ray, los tres discos duros mecánicos con sus respectivos ventiladores (uno para el home y dos para archivos multimedia) y la unidad de estado sólido o SSD de 60 GB donde está instalado Debian GNU/Linux:



Además, el nivel de entropía que existe dentro de la caja hace que sólo con abrirla y mirar dentro me entren mareos xD


Ahora ya sí, me he dispuesto a quitar todos los componentes del equipo y pegarles una pequeña limpieza antes de instalarlos en el nuevo chasis, empezando por la tarjeta de televisión:


Seguido por el lector/grabador de Blu-Ray y los discos duros mecánicos con sus respectivos ventiladores:



Ahora le llega el turno a la joya de la corona, el dispositivo de estado sólido o SSD Kingston de 60 GB, que contiene la instalación de Debian GNU/Linux Wheezy: 




Visto así, parece de todo menos un SSD xD Esto se debe a que para anclarlo dentro del chasis anterior tuve que usar dos elementos adicionales. Me explico.

El primero de ellos fue un anclaje metálico que tenía de un SSD anterior y que no había utilizado porque estaba destinado a un ordenador portátil. Este anclaje me permitía "convertir" el tamaño del SSD de 2,5 pulgadas a 3,5 pulgadas.

Pero el principal problema era que este chasis cerrado tenía una anchura de 5 pulgadas y cuarto, por lo que quedaba grande para el SSD incluso usando el soporte. Por suerte, los chicos de Aerocool pensaron en eso y con la caja se incluían de serie varios soportes que permitían atornillar elementos de 3,5 pulgadas en una anchura de 5 pulgadas y cuarto. 

Así que en resumen, el SSD de 2,5 pulgadas pasó a medir 3,5 pulgadas con el soporte metálico, y dicho soporte pasó a medir 5 pulgadas y cuarto con el soporte de Aerocool. Y así pude atornillar el SSD en el chasis sin mayores problemas. 


Seguidamente le ha tocado a la tarjeta gráfica, una Gigabyte Nvidia GeForce GTX 260 OC. Muy grande, y si no juzgad vosotros mismos:


Pero bueno, sarna con gusto no pica xD

La fuente de alimentación, una Aerocool de 700W de potencia:


Y por último, lo "gordo" del asunto, la placa base Gigabyte X58A-UD7 junto con el disipador ya mencionado Cooler Master V6 GT:


Es curioso a lo que puede quedar reducido un ordenador, ¿verdad? ;-)

A continuación he procedido con el proceso inverso, es decir, montar uno a uno los componentes en el nuevo chasis, empezando por la fuente de alimentación y la placa base, atornillándolos debidamente al chasis:


Como puede verse en la parte izquierda de la imagen anterior, el soporte de unidades de cinco pulgadas y cuarto es extraíble, de manera que sea posible insertar los componentes y atornillarlos. Y para llevarlo a cabo, yo he hecho lo siguiente:

Resulta que, como ya he dicho, este chasis lleva un soporte extraíble de tres bahías para dispositivos de cinco pulgadas y cuarto, y otro soporte de otras tres bahías para discos SATA de tres pulgadas y media. ¿Dónde está el problema? Que yo dispongo de cuatro discos, tres mecánicos más un SSD. En un principio puede parecer un problema, pero no lo es si dispones de una bahía libre de cinco pulgadas y cuarto y un soporte que como en mi caso te permita atornillar un dispositivo más pequeño en una bahía de cinco pulgadas y cuarto.

Así pues, he conectado el grabador de Blu-Ray en la bahía central de cinco pulgadas y cuarto, y he atornillado el SSD en la bahía inmediatamente inferior. En la superior he conectado un lector de tarjetas adquirido para la ocasión, eso sí, con otro anclaje que permite atornillar dispositivos de tres pulgadas y media en bahías de cinco y un cuarto.

Y en cuanto a los discos duros mecánicos, los he atornillado en sus respectivas bahías de tres pulgadas y media, bahías extraíbles con asa incluida que permiten quitar y poner los discos tan sencillamente como abrir o cerrar un cajón. Este soporte para discos incorpora un panel trasero donde los discos se "auto-conectan" cuando se presionan ligeramente contra dicho panel. Una caña, vamos xD

Además, el conjunto de bahías de discos mecánicos incorpora un ventilador dispuesto verticalmente que refrigera los tres discos duros por igual.


Y así como con el chasis anterior (el cerrado) me tiré horas y horas maquinando y urdiendo un plan para que todos los componentes me cupieran y hubiera un orden adecuado (algo que evidentemente no conseguí), con este nuevo chasis ha sido coser y cantar. En poquísimo tiempo lo tenía todo interconectado y además con un orden que jamás habría creído posible viniendo de mí :-)

Además, este chasis lleva orificios por toda la zona de la placa base con objeto de redirigir los cables largos y los sobrantes de manera que no molesten dentro del chasis. Una maravilla.

Y así es como ha quedado el super chasis una vez finalizada su puesta a punto:


Y aquí os lo muestro en su emplazamiento definitivo:




Conclusiones:

La Aerocool Strike-X Air está diseñada pensando principalmente en los usuarios que necesitan o quieren un acceso directo y fácil al hardware. Yo, además, añadiría mis propias razones personales, como por ejemplo el descenso de temperatura que han experimentado mi CPU y mis discos duros, que valoro entre cinco y diez grados menos (ahora mismo, con la carga de trabajo habitual al usar un navegador web y poco más, tengo una temperatura media de unos 35 grados en el micro y unos 37 en los discos duros mecánicos)

Todo esto, claro está, sin necesidad de usar multitud de ventiladores adicionales para extraer el aire caliente de la caja y refrigerar los componentes individualmente, como venía haciendo con la caja cerrada.

¿Qué ventajas le veo a la Strike-X Air? Principalmente el fácil acceso a los componentes, tan sencillo como abrir un armario o un cajón. También el diseño abierto y por tanto mucho más fresco, de manera que no se necesite refrigeración adicional para extraer el aire caliente de la caja. Incluyo también la cantidad de espacio de que se dispone para insertar los componentes e interconectarlos con la placa base. Por supuesto también considero una ventaja el increíblemente inteligente sistema para redirigir y conectar los cables por la parte inferior del chasis y que no se vean en la superficie. Y por último su diseño cañero, que mola un montón ;-)

¿Y qué inconvenientes le achaco? Lo primero y más importante, el tamaño. De ancho este chasis mide unos 62 cm, aproximadamente tres veces más que un chasis cerrado vertical. También considero una pega el precio, alrededor de unos 120 euros en Internet, y algo más en tiendas físicas. Quiero incluir también el sistema de atornillado de la fuente de alimentación, que no me gusta nada al darme la sensación de que se queda "muy suelta". Otra desventaja sería la falta de seguridad ante una extracción (accidental o no) de los discos duros, ya que el asa que lleva el soporte "invita" a tirar de él. Y por último, la mayor facilidad para acumular polvo y suciedad que una caja cerrada, pero por otra parte su limpieza es infinitamente más sencilla.

Pero en definitiva, se trata de un chasis espectacular y único en su diseño. Recomendaría a los interesados echarle un vistazo a este review, muy completo y extremadamente útil.

Un saludo a todos.


12 comentarios:

  1. Con un poco de energon ese ordenador suyo si que sería una amenaza.





    ResponderEliminar
  2. Impresionante y amenazador...

    Con Debian, ¿Qué más se puede pedir?

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Muchísimas gracias a todos compeñeros, me alegro de que os guste :-)

    ResponderEliminar
  4. Sigo pensado que los misiles tenian que estar incluidos en el precio xD.

    ResponderEliminar
  5. @Israelmgo:

    Jajaja pues sí pues sí, pero por desgracia hay que pagar un pequeño plus para tenerlos xDD

    ResponderEliminar
  6. Muy bueno! me sacaste la duda si mi V6 entra en el primer chasis(strike-X), porque en el qe tengo ahora no entra :(

    y el otro gabinete esta espectacular! no muchos lo tienen... muy original :)

    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. @Anónimo,

    Muchas gracias, como siempre. Original es, de eso no hay la menor duda ;-)

    ResponderEliminar
  8. Muy buena, gracias - Encontre esta pagina interesante sobre linux linux

    ResponderEliminar