lunes, 23 de abril de 2012

Copias de seguridad en GNU/Linux

Hola a todos,

Quiero compartir con vosotros la forma en que habitualmente realizo mis copias de seguridad en mis sistemas GNU/Linux

Como muy bien sabréis, para hacer copias de seguridad en GNU/Linux tenemos una infinidad de formas, por tanto no pretendo mostraros la forma definitiva de hacerlas, si no solamente la que utilizo yo. 

En mi opinión podemos distinguir dos tipos de backups o copias de seguridad. El primero de ellos es aquel backup que respalda nuestros datos  para tener otra copia de los mismos en caso de desastre. Y cuando hablo de datos me refiero a todos aquellos documentos y archivos en general que son de gran valor para nosotros.

El segundo tipo de backup es aquel que respalda las particiones y los discos en los que se aloja, en principio, nuestro sistema operativo.

Bien, ¿cuál es mejor? La respuesta es que los dos y ninguno. Me explico: el backup de los datos nos servirá para restablecer nuestros datos en caso de que los borremos por accidente o nuestro dispositivo de almacenamiento sufra una muerte súbita. En estos casos, podremos recuperar aquellos datos que se hayan perdido en el olvido.

Por otro lado, el backup de las particiones o los discos nos servirá para recuperar nuestro sistema operativo a un estado anterior. ¿En qué situaciones? Se me ocurren algunas, como por ejemplo que nuestro disco muera súbitamente (otra vez), o que queramos cambiar el disco por otro de más tamaño, o sin ir más lejos porque queramos instalar otro sistema operativo y queremos conservar el anterior.

Entonces, ¿en qué se diferencian ambos métodos? Pues resulta que con el backup de los datos solo conservamos nuestros datos, y con el backup de nuestro sistema operativo, en principio, sólo conservamos el sistema en sí. Por tanto, es evidente que en ambos métodos se respaldan cosas diferentes.

¿Qué método debemos emplear pues? La respuesta es que depende de las necesidades de cada uno.  En mi caso, tengo mi servidor programado para que realice cada día a las 5:00 de la mañana un backup de todos mis datos, y los vuelque a un disco duro externo de 2 TB. Por otro lado, aproximadamente cada tres o cuatro semanas realizo un backup de las particiones y los discos duros de mis equipos, para de esta forma disponer de una copia exacta de mis sistemas operativos en un momento determinado. El motivo de hacerlo, a parte de mi paranoia al respecto de los desastres informáticos, es que trasteo habitualmente con el sistema y un día se me ha de romper del todo, pero la solidez y fiabilidad de un sistema Debian GNU/Linux es tal que afortunadamente nunca hasta ahora me ha ocurrido.

A todo esto podríamos preguntarnos... ¿No es posible realizar una copia de mis datos con el método que usamos para copiar mis particiones, y de esta forma evitar usar dos métodos diferentes? La respuesta es que sí, podemos hacerlo, pero surgen algunos inconvenientes. Si respaldamos nuestros datos respaldando la partición o el disco que los contiene, no tendremos acceso directo a los datos en ningún caso. Así pues, si quisiéramos acceder a ellos por cualquier motivo, tendríamos que respaldar la partición completa para recuperar cualquier dato. Podríamos sin embargo usar un método de respaldo sin compresión, y posteriormente montar el archivo de respaldo como un dispositivo loop, pero seguiría siendo un método tedioso y sin acceso directo a nuestros datos.

Así pues, si sois tan paranoicos como yo en lo que a las copias de seguridad se refiere, mi recomendación es que uséis ambos métodos con la frecuencia que estiméis oportuna. Si sois personas más normales y corrientes, podéis respaldar vuestros datos de la forma que gustéis y quedaros relativamente tranquilos (solo relativamente ;-)

Bien, para hacer una copia de seguridad de nuestros datos en nuestro sistema GNU/Linux tenemos muchas aplicaciones gráficas para ello. Dos buenos ejemplos  son Back in Time y Deja Dup. No obstante yo nunca me he llevado bien con este tipo de aplicaciones puesto que nunca he conseguido controlar completamente la copia de seguridad. Así pues, directamente he pasado de estas aplicaciones y me he ido a lo más profundo de las mismas, rsync.

Rsync, otra maravilla del Software Libre, es una utilidad en línea de comandos que permite, entre otras muchas cosas, sincronizar dos fuentes de datos minimizando la cantidad de datos transferidos. Es una auténtica navaja suiza en GNU/Linux y se utiliza tanto para backups locales como para remotos. De hecho, casi todas las aplicaciones de copias de seguridad utilizan esta herramienta internamente para hacer su trabajo. En mi caso, además de utilizarlo para copias de seguridad también lo uso para sincronizar los archivos de mi equipo de sobremesa con mi portátil.

Para instalarlo en nuestro sistema Debian GNU/Linux procederemos así:

$ sudo aptitude install rsync

Una vez instalado podemos consultar el extenso manual que tenemos disponible sobre rsync:

$ man rsync

Para ponerlo en marcha tenemos que invocarlo desde una terminal de la siguiente forma:

$ rsync opciones origen destino

Siendo opciones los parámetros que podemos pasarle para modificar su comportamiento por defecto, origen el directorio que queremos respaldar y destino el directorio donde se almacenará la copia generada por rsync.

Como tampoco quiero marear al personal con la ingente cantidad de parámetros que acepta rsync, me voy a quedar con los que a mi parecer son más útiles. Por tanto, para hacer una copia exacta de nuestra carpeta personal, procederíamos de esta forma:

$ rsync  -av  --delete  /home/usuario/*  /media/DISCO/Backup

Vamos a ver brevemente qué hemos hecho. El parámetro -a es una combinación de varios parámetros que nos permite crear una copia exacta de una estructura de ficheros, en este caso nuestra carpeta personal. Y el parámetro -v nos permite ejecutar el comando de tal forma que vaya diciendo en todo momento qué está "haciendo". Por otro lado, si ponemos un asterisco (*) detrás de la ruta que queremos respaldar, conseguimos que no se almacenen los ficheros ocultos que hay en ese directorio, como podrían ser los ficheros de configuración personal de las aplicaciones. Y si nos fijamos, la copia la hemos mandado al directorio Backup de un disco duro montado en la ruta /media/DISCO.

El parámetro --delete nos genera una copia espejo de nuestro home. Si no añadiésemos este parámetro los ficheros que eliminásemos en nuestra carpeta personal no se eliminarían de la copia de seguridad. Así pues, si añadimos dicho parámetro conseguiremos una sincronización completa, manteniéndose ambas carpetas con exactamente los mismos datos.

Con la ejecución de este comando conseguiríamos una copia exacta de nuestra carpeta personal. Y no sólo eso, si no que también conseguiríamos que las sucesivas veces que se ejecutara ese comando, solamente se sincronizaran aquellos archivos que se hubieren modificado o se hubieren generado desde la última copia de seguridad, minimizando enormemente la cantidad de archivos a transferir.

Lo interesante de todo esto es poder automatizar la copia de seguridad de tal forma que se produzca sin la necesidad de nuestra intervención directa, y para ello usaremos cron. Para editar la lista de cron:

$ crontab -e

A continuación escribiremos en el fichero una línea que incluirá la frecuencia de ejecución de la copia de seguridad y la propia orden de rsync:

0  5  *  *  *  rsync  -av  --delete  /home/usuario/*  /media/DISCO/Backup

Como ya hemos visto anteriormente en este blog la primera columna hace referencia a los minutos en que se ejecutará el comando, la segunda columna a la hora, la tercera al día del mes, la cuarta al mes y la quinta al día de la semana. Por tanto, en este caso el backup se ejecutaría cada día a las 5:00 de la madrugada.

Al automatizar la tarea podemos ahorrarnos el parámetro -v puesto que el resultado de la orden no va a parar a ningún sitio. Pero en vez de esto también podemos redirigir la salida a un fichero de tal forma que se genere un registro de todo aquello que se ha respaldado, todo ello empleando la redirección de salida, esto es, el símbolo mayor que al final de la orden seguido de la ruta donde está el fichero de registro:

0  5  *  *  *  rsync  -av  --delete  /home/usuario/*  /media/DISCO/Backup > /home/usuario/registro


Bien, con esto tendríamos lista la copia de seguridad de nuestros datos. Es el momento de que veamos cómo hacer copias de seguridad de nuestro sistema operativo.

Al igual que para las copias de seguridad de nuestros datos, para clonar nuestro sistema operativo disponemos de multitud de herramientas. La más famosa en el mundo Windows es Norton Ghost, que si bien la aplicación no está mal, carece de cualquier posibilidad de control sobre las copias. Algo similar aunque en menor medida le pasa al software Clonezilla, un fantástico software de clonación pero a mi juicio muy capado en lo que a control de las copias se refiere.

Sin embargo hay una distribución GNU/Linux que nos proporciona todo aquello que necesitamos. SystemRescueCD, una distribución LiveCD basada en Gentoo, nos permite arrancar un sistema GNU/Linux completo con el que podemos generar directamente nuestras copias de seguridad y alojarlas en cualquier dispositivo que se nos ocurra, ya sea local o remoto. SystemRescueCD arranca por defecto sin entorno gráfico para evitar problemas con el servidor X, pero incorpora bajo petición del usuario el entorno Xfce con multitud de aplicaciones útiles, como por ejemplo un editor de particiones, un navegador Web, un navegador de archivos y una cantidad abrumadora de aplicaciones destinadas a la restauración de datos y sistemas operativos. En definitiva, con esta magnífica distribución cargada en memoria podemos hacer todo lo que se nos ocurra con nuestro sistema operativo.

¿Por qué usar SystemRescueCD y no cualquier otra distribución LiveCD? La respuesta es que cualquier distribución LiveCD que contenga las mismas herramientas nos serviría. Yo utilizo SystemRescueCD porque para este cometido, y otros muchos, me parece la opción perfecta. Quizás en un principio no sea tan amigable como puede serlo un LiveCD de Ubuntu, pero cuando se le coge el tranquillo ya no se cambia por otra.

Podemos descargarla desde aquí. Una vez descargada, debemos grabar la imagen ISO a un CD y arrancar nuestro ordenador con SystemRescueCD. Lo primero que nos encontraremos al arrancar será la pantalla del menú principal:


Aquí debemos elegir la opción que se adecúe a nosotros. En mi caso suelo elegir la opción Framebuffer console in high resolution puesto que aprovecha mejor el espacio en las pantallas grandes. Sin embargo puede que la mejor opción para la mayoría de la gente sea la primera, que es la que arranca por defecto.

La segunda opción es muy interesante puesto que almacena en memoria todo el sistema SystemRescueCD. Tarda más en arrancar pero luego el uso del sistema es mucho más fluido ya que no tiene que leer desde CD.

Una vez escogida la opción adecuada, empezará a cargar el sistema, no sin antes preguntarnos qué distribución de teclado queremos:


Tenemos unos cuantos segundos para cambiar la distribución de teclado por defecto. Para escoger el teclado español escribimos el número 13 y pulsamos Intro. A continuación seguirá cargando el sistema hasta presentarnos por fin la pantalla principal de SystemRescueCD:


Como puede verse no arranca un entorno gráfico por defecto para evitar problemas, pero se nos indica cómo podemos levantarlo fácilmente tecleando startx y, si esta falla, tecleando wizard:



Bien, a partir de este momento ya tenemos disponible un sistema operativo completo preparado para usarlo. Veamos cómo.

Primero vamos a configurar la red para así poder utilizar todos los recursos de red de que dispongamos. Si disponemos de DHCP en nuestra red no hará falta ningún cambio, pero si por cualquier razón debemos configurar la red a mano podremos hacerlo fácilmente a través del entorno gráfico empleando Network Manager,  o en su defecto la terminal de la siguiente forma.

Para configurar la dirección IP:

$ ifconfig eth0 inet 192.168.0.2 netmask 255.255.255.0

Cambiando los parámetros necesarios para adecuarlo a nuestro caso, como la interfaz de red (eth0) y las direcciones IP.

Para la puerta de enlace:

$ route add default gw 192.168.0.1

SystemRescueCD ya incorpora el servidor DNS de Google para que no debamos configurarlo nosotros. No obstante podría interesarnos usar otro DNS como por ejemplo el nuestro propio, de tal forma que podamos acceder a los servicios de red por el nombre en vez por la dirección IP. Para ello haremos lo siguiente:

$ nano /etc/resolv.conf

Y pondremos como primera de la lista la dirección IP de nuestro servidor DNS de esta forma:

nameserver  192.168.0.2

Así pues, ya tendremos nuestra red configurada. Podemos comprobarlo haciendo ping a una web cualquiera:

$ ping  www.debianisfreedom.com

Así comprobamos que tanto la conexión de red como la resolución de nombres funcionan. Una vez configurada la red tendremos que decidir en qué dispositivo o recurso de red vamos a almacenar nuestra copia de seguridad.

Si usamos un recurso de red tendremos la posibilidad de utilizar todo el espacio disponible que tengamos en nuestro servidor, además de poder dirigir directamente la copia de seguridad a su lugar definitivo. Sin embargo el volcado de la copia por la red será bastante lento, usando mucho más tiempo que utilizando un almacenamiento directo.

Por el contrario, usando un dispositivo de almacenamiento externo nos permitirá terminar la copia en mucho menos tiempo, pero tendremos un problema de espacio si el dispositivo no es lo suficientemente grande, y también tendremos que mover la copia a su destino definitivo si ese no lo es.

Para realizar la copia de seguridad por red podremos usar muchos tipos de recursos. Nosotros veremos cómo utilizar tres tipos, un recurso Samba, un recurso NFS y un recurso SSH  o SFTP.

Para montar un recurso Samba procederemos primero a crear el punto de montaje:

$ mkdir /mnt/recurso-samba

Y después montaremos el recurso:

$ mount  //ekipotonety.casita.com/Backups  /mnt/recurso-samba  -o  username=tony,iocharset=utf8,lfs

Cambiaremos ekipotonety.casita.com por la dirección IP o nombre de red de nuestro servidor Samba. El recurso Backups lo habremos configurado previamente en nuestro servidor para ser un recurso compartido, tal y como os cuento en el tutorial sobre montar un servidor de archivos multimedia para Android. También pasamos como parámetros el modificador user, para el que pondremos nuestro nombre de usuario habilitado en el servidor Samba, el modificador iocharset con el que indicamos el tipo de codificación del servidor y por último el modificador lfs, en el que indicamos que usaremos un sistema de ficheros grandes (large file system).

Tras poner la contraseña del usuario cuando se nos pida, finalmente tendremos montado en la ruta /mnt/recurso-samba el contenido del recurso Backup de nuestro servidor Samba.

Para montar un recurso NFS procederemos de una forma similar:

$ mkdir /mnt/recurso-nfs
$ mount ekipotonety.casita.com:/media/Backups /mnt/recurso-nfs -o nolock

De nuevo modificaremos la orden para adecuarla a nuestro caso. Debemos tener en cuenta si montamos un recurso NFS que SystemRescueCD trabaja con el usuario Root, y en nuestro recurso NFS trabajamos con un usuario corriente, por tanto no tendremos permisos de escritura por defecto en nuestro recurso compartido. Para solucionarlo, lo más cómodo es que desde el servidor (y no desde el equipo desde el que vamos a crear la copia de seguridad, ojo con esto) creemos una carpeta en el recurso compartido y le demos permiso de escritura para todo el mundo:

$ mkdir /media/Backups/tmp
$ chmod 777 /media/Backups/tmp

Y así ya podremos lanzar las copias de seguridad sobre un recurso NFS.

Por último, para montar un recurso SSH haremos lo siguiente:

$ mkdir /mnt/recurso-ssh
$ sshfs -p 1234 tony@ekipotonety.casita.com:/media/Backups /mnt/recurso-ssh

En este caso, hemos usado el parámetro -p para cambiar el puerto por el que se conecta el protocolo SSH, pero si usáis el puerto por defecto entonces no debéis pasar este parámetro. Hemos empleado también el usuario tony y el servidor ekipotonety.casita.com, por tanto cada usuario deberá poner sus propios datos.

Así pues, con cualquiera de estos métodos, tendremos un recurso compartido montado en un directorio sobre el que podremos volcar nuestras copias de seguridad.

Sin embargo nos falta ver cómo podemos montar un dispositivo de almacenamiento externo, como por ejemplo un disco de almacenamiento USB.

Una vez conectado el disco de almacenamiento, crearemos el directorio donde se montará posteriormente:

$ mkdir /mnt/Backups

Para ver qué identificador corresponde a nuestro disco, llamaremos al comando fdisk:

$ fdisk -l

Y si queremos la versión simplificada, podemos hacer esto:

$ blkid

De cualquiera de estas formas podremos saber el identificador de nuestro dispositivo. Una vez localizado, procederemos a montarlo:

$ mount /dev/sdb1 /mnt/Backups

Cambiando /dev/sdb1 por el identificador que pertenezca a nuestro disco.

Bien, con esto ya tenemos preparado el entorno para poder generar nuestra copia de seguridad. Ahora veremos de qué formas disponemos para hacer la copia de seguridad de nuestro disco o sistema operativo.

Vamos a ver primero cómo crear un backup de nuestro sistema GNU/Linux empleando la herramienta de clonado partclone. Nos situamos para ello en la carpeta donde vamos a almacenar la copia, ya sea un disco externo o un recurso de red, eso sí, previamente montado:

$ cd /mnt/Backups

Ahora debemos identificar la partición en la que se aloja nuestro sistema operativo, empleando de nuevo la herramienta blkid:

$ blkid

Una vez hayamos localizado la partición donde tenemos nuestro sistema operativo, clonaremos nuestra partición de la siguiente manera:

$ partclone.extfs  -c  -s  /dev/sda1  -o  backup-partclone-sda1.img

Nótese que hemos usado partclone en su variante para particiones ext, es decir, el tipo de partición que casi con total seguridad tendrá nuestro sistema. El parámetro -c indica clonación, el parámetro -s indica fichero fuente (source) y el parámetro -o indica fichero de salida (output).

Una vez finalizada la clonación, tendremos en un fichero una copia idéntica de nuestra partición, para poder restaurarla cuando haga falta.

En caso de que necesitemos restaurar la partición, no tenemos más que arrancar de nuevo SystemRescueCD, montar como ya hemos visto el dispositivo o el recurso donde tengamos la copia y ejecutar partclone con las opciones adecuadas:

$ partclone.restore  -s  backup-partclone-sda1.img  -o  /dev/sda1

Por otra parte es habitual entre nosotros disponer de un segundo sistema operativo de la familia Microsoft instalado en nuestro ordenador junto a nuestro sistema GNU/Linux. Veamos cómo podemos respaldarlo. Una vez localizada la partición donde tenemos nuestro Windows (en este caso sda3) y situados en el directorio donde vamos a volcar la copia, invocaremos a ntfsclone de la siguiente forma:

$ ntfsclone  -s  -o  backup-ntfslcone-sda3.img  /dev/sda3

Donde -s significa save image y -o significa output. Y para restaurar la copia lo haremos de la siguiente forma:

$ ntfsclone  -r  -O  /dev/sda3  backup-ntfsclone-sda3.img

Donde -r significa restore y -O (la letra O en mayúscula) significa overwrite, sobreescribir si existe.

Bien, tanto con partclone como con ntfsclone tendremos una copia de nuestras particiones ext y ntfs respectivamente, para usarlas en el momento que necesitemos restaurar nuestros sistemas a un estado anterior.

Sin embargo, podemos tener serios problemas si en el proceso de trasteo de nuestro equipo tocamos la distribución de las particiones del disco. En este caso podemos encontrarnos con la desagradable sorpresa de que la copia de seguridad de nuestra partición es inútil, ya que la partición de destino podría haber cambiado de tamaño.

Para solucionar esto podemos copiar el disco en su totalidad incluyendo todas las particiones, en lugar de copiar las particiones individualmente. La ventaja de este método es que teniendo una copia de todo el disco podemos estar absolutamente tranquilos con cualquier cambio que hagamos al disco o a sus particiones, pues cuando restauremos la copia nuestro disco volverá a tener la distribución anterior.

Por el contrario este método es extremadamente ineficiente en lo que a tiempo y recursos se refiere, pues clona bit a bit el disco completo incluyendo aquel espacio que está desocupado. El resultado es que tendremos un fichero cuyo tamaño será el mismo que nuestro disco duro, en caso de que no usemos compresión.

Bien, para hacer una copia completa de nuestro disco nos situaremos en la carpeta donde tenemos montado el disco o el recurso de copias de seguridad, y ejecutaremos la herramienta dd de la siguiente forma:

$ dd if=/dev/sda of=sda-dd.img

Nótese que no especificamos ninguna partición, si no todo el disco (sda). El tiempo que tarde dependerá del tamaño de nuestro disco y de la velocidad de transferencia de los datos.

Y para restaurar la copia de seguridad haremos lo siguiente:

$ dd if=sda-dd.img of=/dev/sda

Como veis la sintaxis es muy sencilla. Si queremos reducir el espacio ocupado por la copia de seguridad aumentando con ello el tiempo en hacerla, podemos ejecutar el comando dd combinándolo con alguna herramienta de compresión. Para ello usaremos la tubería o pipe:

$ dd if=/dev/sda | gzip > sda-dd.img.gz

Y para restaurarla:

$ gunzip -c sda-dd.img.gz | dd of=/dev/sda

También podemos usar la herramienta dd para generar una copia de seguridad de nuestro MBR. El Master Boot Record es el primer sector del disco donde se almacena el conocido GRUB. Por tanto es una buena idea respaldarlo justo antes de reinstalar un sistema Windows, por aquello de que éste sobreescribe el MBR cargándose nuestro querido GRUB.

Para crear una copia de seguridad del MBR procederemos así:

$ dd if=/dev/sda of=sda-mbr.img count=1 bs=512

Y cuando reinstalemos Windows y veamos que ya no aparece nuestro GRUB, podemos recuperarlo de esta forma en vez de tener que recurrir al liveCD de nuestra distribución:

$ dd if=sda-mbr.img of=/dev/sda count=1 bs=512

Y como apunte final sobre dd, esta herramienta es tan potente que con ella podemos clonar directamente un disco sobre otro, por ejemplo en el caso en que queramos cambiar nuestro disco duro sin tener que reinstalar el sistema. También se usa dd para realizar análisis forenses de discos duros, ya que al poder tener una copia idéntica de un disco en un fichero u otro disco, evitamos tener que utilizar el disco original anulando así el riesgo que puede ocasionar su manipulación.

A todo esto, es muy probable que las copias de seguridad generadas ocupen muchísimo espacio. En mi caso, como ya he dicho, tengo un disco externo de gran capacidad en el que voy almacenándolas sobre la marcha, pero sería muy buena idea almacenarlas también de vez en cuando en otro soporte de almacenamiento, como por ejemplo discos DVD o Blu-ray. Si vemos que nuestros archivos ocupan más de lo que cabe en un disco, podemos dividir estos archivos usando la herramienta lxsplit:

$ sudo aptitude install lxsplit

Para dividir nuestra copia de seguridad en porciones de 4300 MB haremos lo siguiente:

$ lxsplit -s backup-partclone-sda1.img 4300M

De esta forma ya podremos grabar nuestra copia de seguridad en discos DVD. En caso de tener que recurrir a nuestra copia de seguridad, copiaremos todas las porciones a un mismo directorio e invocaremos de nuevo a lxsplit sobre el primero de los ficheros:

$ lxsplit -j backup-partclone-sda1.img.001

Con esto se nos regenerará el archivo de backup completo mediante el cual podremos restaurar nuestra copia de seguridad.

Pues con esto hemos terminado este macro tuto sobre copias de seguridad. Insisto en que este no es el método definitivo, sólo uno más de entre los muchos que hay por el que yo me he decantado y que me funciona francamente bien.

Así que como siempre, espero que os sirva este tuto.

Un cordial saludo a todos.


17 comentarios:

  1. Espaciolinux necesita mas megaposts como este. ;) enlazalo en cuanto venga a cuento.

    (semi-offtopic)
    "la solidez y fiabilidad de un sistema Debian GNU/Linux es tal que afortunadamente nunca hasta ahora me ha ocurrido."

    eso es que no has trasteado lo suficiente... XDD hasta yo he acabado recurriendo a las copias de seguridad alguna vez. :?

    ResponderEliminar
  2. Niky no sabría dónde tendría que enlazarlo, por tanto te cedo a ti los honores, es todo tuyo para enlazarlo donde te parezca.

    Y bueno, teniendo en cuenta lo estático que es un sistema Debian en su rama estable, no es de extrañar que no haya tenido que recurrir a un backup. Eso sí, en Testing es otro cantar ;-)

    ResponderEliminar
  3. Pedazo de curro, nuevamente!!!

    Te van a dar el Nobel de los Tuttos ;-)

    Un salido, digo, saludo :D

    ResponderEliminar
  4. xDD Muchísimas gracias de nuevo Yoyo, es un auténtico placer tenerte ahí al pié del cañón cada vez que publico algo relativamente largo.

    Niki me comentó de enlazarlo en Espacio Linux pero no sé si lo decía en serio o no ;-)

    ResponderEliminar
  5. Si, mira, como ya lo has publicado en tu blog no es cosa de que lo pongas en la portada de Espacio Linux, máxime si no entiendes el Wordpress.

    Lo que si estaría bien es que para máxima difusión lo publicaras íntegro en el foro documentación http://www.espaciolinux.com/foros/documentacion/ citando como fuente y referencia este tu blog y este tu artículo.

    Al ponerlo allí tendría mas relevancia a nivel global pues de seguro se enlazaría también en la portada amén de difundirlo por todas las redes sociales que maneja Espacio Linux ;-)

    Mira como ejemplo uno de los míos, y como este hice muchos más para el foro ;-) http://www.espaciolinux.com/foros/documentacion/instalar-driver-nvidia-lmde-201012-debian-squeeze-bits-t47700.html

    Otro salñido, digo... saludo ;-)

    ResponderEliminar
  6. Aquí tienes otro de los míos donde al final dejo las fuentes ;-) http://www.espaciolinux.com/foros/documentacion/crea-radio-online-con-software-libre-idjc-giss-t47872.html

    Con esto quiero decir que al poner tus tuttos en el foro llegarían a mucha más gente y tu blog al ponerlo como fuente tendría mucha más difusión ;-)

    ResponderEliminar
  7. Compañero muchísimas gracias por las instrucciones, acabo de subirlo, esta es la URL:

    http://www.espaciolinux.com/foros/documentacion/tutorial-copias-seguridad-gnu-linux-t49927.html

    Si he hecho algo mal no dudes en decírmelo ;-)

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Exelente tutorial ,muchisimas gracias por tu tiempo y esfuerzo dedicado a compartir sobre algo en lo que yo ,particularmente ,soy un desastre .Tu entrada me servirá seguramente para evitar posibles angustias futuras.

    ResponderEliminar
  9. Pues muchas gracias a ti Tavo, me alegro mucho de que te sirva. Como tú dices, esta información es perfecta para evitar posibles angustias futuras, te lo digo por experiencia ;-)

    ResponderEliminar
  10. Excelente post. Llevo mucho tiempo utilizando systemrescuecd para realizar backups de las particiones (tanto en Linux-Debian como en Windows) y nunca me ha fallado. Yo utilizo partimage, desconozco si es similar a partclone pero lo probaré.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. Muchísimas gracias por tus palabras NoCuE, yo también usaba antes Partimage pero me dió muchísimos problemas con las particiones ext4 y además vi que su desarrollo estaba muy estancado, así que buscando otras alternativas di con Partclone. Hasta el momento sin problemas ;-)

    ResponderEliminar
  12. EXCELENTE POST pero deba haber una forma mas sencilla para los usuarios novatos como yo, necesito uan forma mas sencilla y grafica para hacer back-up de mi sitema completo. hay una distro que ha realizado un soft llamado GARFIO, el cual permite generar una ISO del sistema una vez que lo hemos personalizado con la apliciones que ams nos gusta, pero solo sirve para ubuntu y derivados, para DEBIAN no sirve, y Remastersys es un aporqueria. Alguien sabe de alguna aplicacion que realice lo mismo pero para DEBIAN?

    ResponderEliminar
  13. Hola Anónimo,

    Si quieres hacer un backup completo de tu sistema operativo vas a tener que hacerlo en modo Live, esto quiere decir que no vas a poder instalar una aplicación en tu sistema y desde ahí hacer el backup.

    Para ello tendrás que usar, como ya digo, un sistema arrancable tal como SystemRescueCD, Clonezilla, Knoppix, incluso el mismísimo Ubuntu, etc. No conozco ninguna forma de hacer este tipo de backup sin tener que usar un LiveCD.

    Y dado que preguntas por una forma un poco más gráfica de hacer backups, supongo que sabrás que para este tipo de cometidos no existen las soluciones totalmente gráficas. Sin ir más lejos, habrás echado alguna vez un vistazo a Norton Ghost. Sí, es gráfico, pero vaya gráficos ;-)

    En GNU/Linux ocurre algo similar. La solución de backups más gráfica que conozco es Clonezilla, bastante intuitiva y relativamente sencilla. Pero como ya digo en esta entrada, a mí particularmente se me queda un poco pequeño en lo que a posibilidades de manejo de backups se refiere.

    Así que, en definitiva, creo que Clonezilla es tu solución.

    ResponderEliminar
  14. Muchas gracias por el tuto, me interesa la primera parte... ya tengo una copia espejo de la info... pero hay alguna forma, para que la información que se respalde, las nuevas pasen a una carpeta nueva? todo usando rsync. el Backtime no me convence.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Hola Jhonatan, que yo sepa no es posible hacer lo que pides, he echado un vistazo al man de rsync y no he encontrado nada. Creo que la mejor solución es usar un software de copia de seguridad gráfico, como Back In Time o similar.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  16. Saludos,

    Que decir apenas acabo de descubrir el lugar y tienes unos tutoriales increíblemente bueno,se agradecen las explicaciones de tal calibre que dejan entender todo el proceso

    Gracias por el aporte

    ResponderEliminar